Foto: Maria Ziegler en Unsplash
Foto: Maria Ziegler en Unsplash

¿Para qué contratar un abogado inmobiliario?

Abogado de divorcios, abogado laboral… hay figuras del derecho que todo el mundo tienen muy claras, pero el abogado inmobiliario, ¿a qué perfil profesional responde exactamente? Y ¿para qué nos puede resultar clave contratar uno? Vamos a verlo:

Para empezar, cabe subrayar que el abogado especialista en derecho inmobiliario es un abogado especialista en derecho civil. Pero cabe puntualizar que es bueno que en este tipo de transacciones sea un equipo de abogados los que traten estas operaciones. Principalmente es el abogado que se encarga del derecho civil, pero además tiene una componente fiscal muy importante, por lo tanto, el protagonismo del abogado fiscalista es fundamental. Cuando los profesionales tienen que atender una consulta de un abogado inmobiliario,  comprueban que es un servicio que el cliente aprecia considerablemente, en tanto que le puede ahorrar un dinero importante, ya que sabe que el profesional mira por su bolsillo y le puede ahorrar unos impuestos en el coste final de esa operación.

Qué es un abogado inmobiliario?

Partimos de la base de que el derecho inmobiliario se basa en las transacciones inmobiliarias, básicamente. Entonces, el abogado de propiedades inmobiliarias asesora en temas de compra- venta , alquileres, contratos, construcciones, comunidades de propietarios, herencias, revisión de documentos y todo acerca del mercado de la vivienda, locales y otro tipo de inmuebles. En este ámbito podemos encontrar también abogados especialistas en reclamaciones a bancos y abogados de alquileres que podrán aportar su experiencia desde un punto de vista más específico, y pueden aportar su conocimiento a la hora de realizar gestiones con instituciones fundamentales como el Colegio de Registradores.

¿Como contratar a abogados inmobiliarios?

Lo más fiable sin duda es acudir a un despacho de abogados que haga un acompañamiento al cliente en todo el procedimiento. Para que sienta la seguridad de que estará acompañado y además evitará problemas a la hora de cerrar la operación. Es interesante destacar que en alguna ocasión pueden participar agencias inmobiliarias que no siempre tienen clara la profesionalidad y no conocen las claves de una operación inmobiliaria.

Lo bueno de contar con una persona especialista es que el cliente sabe que tiene un profesional experto que está de su lado. Además que a nivel de impuestos se pueda ahorrar toda la factura que legalmente le sea posible.

¿Cual es el precio de un abogado inmobiliario?

Depende mucho de cual sea la operación. Podemos encontrar diversas casuísticas, ya sea una compra venta, o si tiene que ver con litigios de comunidad de propietarios, herencias, sucesiones, divisiones de la cosa común, etc. El precio dependerá siempre de la complejidad de la operación. Especialmente en este tipo de casos no vale la estandarización del servicio que realiza el abogado. Aquí lo que cuenta es un traje a medida, que requiere unas habilidades y unas características y cada operación demanda cubrir unas necesidades a las que el profesional del derecho se tiene que adaptar.

Uno de los despachos de abogados en Sabadell  que ofrece servicios en derecho bancario, inmobiliarios y patrimonial es Pérez Llopis Abogados. Nos comentan cuál es su enfoque en esta área del derecho: “tenemos muy clara la necesidad de la especialización en el derecho civil y concretamente en el derecho inmobiliario, y porque además aportamos ese plus, que es el de un abogado fiscalista que vela porque, dentro de la legalidad, pueda dar el menor coste fiscal al cliente. Nosotros , por ejemplo contamos con un abogado con más de 20 años de experiencia en derecho fiscal y conoce perfectamente el derecho tributario y el día a día de hacienda. Y de los impuestos, ya sea de donaciones, de sucesiones, de todo y cada uno de los impuestos. Este know how no tiene precio. Contar con un profesional especializado hace que el cliente consiga un gran ahorro de su bolsillo, si las cosas se hacen con tiempo y bien”.